“ME PREOCUPA EL TEMA DEL AGUA PORQUE EN UN MES EMPIEZA LA SEQUÍA”

Rojelio Nerón habló sobre las internas que se generaron en el municipio a poco de asumir, y confirmó el alejamiento de uno de los miembros de su gabinete.

El intendente Rojelio Nerón visitó la capital salteña este miércoles, entre otras cosas, con el fin de iniciar la búsqueda de precios para la compra de un camión para llevar agua a las zonas más afectadas de su municipio, Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia. Como mínimo, necesita cinco de de esos vehículos para responder las necesidades por la falta de agua. Si hace esta compra, recién contará con tres camiones.

Los habitantes de esta región ya advirtieron sobre el adelantamiento de la sequía por la falta de lluvias en la zona que atraviesa el norte provincial, y que involucra a la región del Chaco semiárido (o Chaco salteño). Santa Victoria Este no es la excepción. “El problema es en un mes. Ya va a haber sequía y se les acaba el agua a los animales”, dijo el intendente al agregar que la sequía “llega antes porque no llovió y no desbordó tampoco el río” Pilcomayo.

Nerón contó que mantuvo un encuentro con el ministro de Infraestructura de la provincia, Sergio Camacho, para que “apuren los pozos de agua”. Pero también insistió en que la intendencia sea consultada sobre la ubicación de las perforaciones. Desde el momento en que la realidad de este municipio, uno de los más postergados de la provincia y el país, saltó a los medios por las muertes de niños por causas evitables, ya se hicieron dos pozos de agua: uno en el mismo pueblo de Santa Victoria Este y otro en en la comunidad wichí Santa María. Y se espera contar con otros dos: uno de ellos iba a ser perforado en el paraje Alto La Sierra, de donde es originario Nerón. Sin embargo, logró que el destino se cambie a la comunidad El Pelícano, donde ante la falta de agua todos los días se envía un tractor desde Alto La Sierra llevando agua a las familias.

Las soluciones serán paliativas. Ya que como mínimo “para andar bien necesitamos 15 pozos”, dijo Nerón. Afirmó que el funcionario provincial se comprometió a consultar a las autoridades locales y a quienes conocen la zona antes de realizar la obra.

“No nacieron hace tres meses los problemas”, afirmó Nerón al cuestionar las críticas a las nuevas gestiones municipal y provincial por lo acontecido en esta comuna en particular.

Alejamiento de un funcionario
Las criticas se hicieron en el marco de las internas que se expresaron a través de manifestaciones de sectores de comunidades originarias, por estar en desacuerdo con las decisiones de Nerón. Entre ellas, la de desvincular del gabinete al secretario de Políticas Sociales de la Municipalidad, Marco Lucas.

Nerón ratificó que firmó la resolución que deja a Lucas fuera del gabinete. Explicó que lo decidió porque Lucas incumplió con el pago de los llamados tickets sociales (que van de 300 a 900 pesos por la cantidad de chicos en riesgo de cada familia) en las comunidades. Agregó que el ahora ex funcionario tampoco hizo las respectivas rendiciones de cuentas a Hacienda, por lo cual “desde hace cuatro meses que no logramos hacer la rendición de esos fondos a la provincia”.

Las acusaciones de Lucas y el secretario de Obras Públicas, Pedro Lozano, sostenían que Nerón había incumplido acuerdos entre las comunidades originarias para su llegada a la intendencia. “Ellos ahora critican. Pero cuando fueron concejales, digo yo ¿Qué hicieron?”, fue la respuesta del jefe comunal a esas afirmaciones.

“Yo creo que al ser el intendente tenés derecho a elegir tu gabinete (…) y yo he sido claro: el que hace mal las cosas debe quedarse al costado. Es la primera vez que un indígena está gobernando”, agregó al defender sus potestades. “¿Acaso un intendente blanco o un gobernador no cambia su gabinete?”, destacó. Al hacérsele notar que los reclamos vienen de sectores de las mismas comunidades, afirmó que su único compromiso fue “hacer las cosas lo mejor que pueda”.

“Si es por juntar bulto de caciques, yo tengo el 80% de las comunidades a favor de uno”, manifestó. “No es que lo saco (a Lucas), y pongo un gringo de otro país, sino que va a ser una persona de esa misma comunidad”, aclaró.

A cinco meses de su mandato, sostuvo que este es por ahora el único recambio que decidió realizar por las presuntas irregularidades detectadas.

Un cambio de gestión sin auditoría
Santa Victoria Este es uno de los municipios que tuvo recambio de intendente. Aún espera el informe de la Auditoría General de la Provincia (AGP). Existía un compromiso de palabra de que a las gestiones municipales con cambio de mandatario se les entregarían esos informes. Algunas lograron contar con ellos. Otras comunas, como la santavictoreña, aún están a la espera.

Nerón contó que cuando asumió, el 10 de diciembre, recién al mediodía el ex intendente Moisés Balderrama le entregó las llaves de la camioneta que manejaba, que es de propiedad de la intendencia.

“Vos acá encontrás mesa y silla”, dijo al comparar el lugar en donde se hacía la entrevista, la redacción de Salta/12, respecto del panorama que vio al ingresar a las oficinas de su comuna. Pues “allá no encontrabas nada”, enfatizó. “Lo único que veíamos eran unos clavitos que había en la pared. Hasta ahora no podemos equipar la Municipalidad porque no tenemos cosas”, detalló.

-¿Han hecho la denuncia?

-Mire, yo le pedí a la Auditoría que pase los papeles y hasta el día de hoy estamos esperando. Ellos (los de la AGP) fueron cuatro días antes de que yo asuma pero no vemos la información que diga: ‘mirá, esto es lo que tenés, esto es lo que te han dejado’. Son épocas que es pesado y difícil pero me voy encaminando de a poco. Y volveré a pedir a la provincia que la auditoria nos pase (los informes).

-¿Y respecto al ingreso de los fondos? Porque indican que lo que llega de la coparticipación ni siquiera alcanza para pagar sueldos.

-Nación manda fondos. Pero es para la emergencia. No para pagar sueldos. Estamos viendo de comprar vehículos, comprar un camión, comprar un tanque porque mi principal preocupación es la del agua. Tenemos dos camiones aguateros y no van a alcanzar. Y como mínimo tenemos que tener 5 o 6. Ahora lo que me alcanza es para un solo vehículo. Son 12 millones. Fuimos comprando muchas cosas pequeñas. Pero tenés que comprar un montón de cositas. Quizás para cualquier persona es chuchería pero se junta y se hace un montón. Tenés que comprar cubiertas y no están a menos de 20 mil cada una. Imaginate en la zona, el calor, los caminos. Y son detalles que tenés que ir reemplazando. No teníamos cubierta, ni compresores. Y así uno va tratando de armar la casa.

-Por la pandemia ¿Son más bajos los ingresos de la Municipalidad?

-Nosotros vivimos de la Provincia. Todos los sueldos que pagamos salen de la Provincia. Si te digo que hay ingresos propios es una risa, no es mucha plata porque no hay ingreso. Menos ahora que no hay movimiento.

El sueño de producir alternativas
“Somos ricos de monte y de tierras”, dijo Nerón al sostener que en ese marco es que propone buscar alternativas que permitan el desarrollo para los ciudadanos del municipio.

Sostuvo que uno de sus compromisos volcado en la campaña como candidato a intendente fue mostrar la tantas veces escondida realidad del Chaco salteño y de los habitantes indígenas. Entendió que a raíz de las muertes de niños en los primeros meses de este año hubo un ataque hacia su gestion, cuando se trata de algo histórico, dijo. Sostuvo que los chicos mueren “muchas veces no tanto por hambre, porque el chico está gordito, tiene diarrea o deshidratación, se nos cae y chau”.

Antes de que la pandemia impusiera las políticas de la cuarentena, dijo que hubo funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación a quienes les planteó todos los lugares que precisan un puesto sanitario con enfermero para evitar llegar al extremo de estas situaciones. Dijo que se precisan al menos 12 puestos sanitarios. Sucede que no tener un enfermero es no poder atender las emergencias más mínimas. Esto sucedió en Vertiente Chica, donde el 25 y 26 de marzo pasado fallecieron dos hermanitos. La comunidad se encuentra alejada de los centros sanitarios y no tiene puesto sanitario.

“Hay vida en el Chaco. Pero estamos viviendo de lo que nos da el Estado. El sueño mío como indígena es poder producir como cualquier otro ciudadano de la ciudad. Somos ricos en tema tierras y monte, con superficies inmensas. Entonces cuando nos den un proyecto tenemos que decirle al gobierno que todos los proyectos tienen que venir con capacitación porque los gobiernos anteriores traían las cosas así nomás. He visto muchas cosas que no daban resultado porque no había acompañamiento técnico”, sostuvo.

Agregó que en las poblaciones criollas “tenemos hermanos que lloran por una represa (para contar con agua para animales y riego). Entonces tengo que ir viendo de hacer por cada familia”. Pero para ello, graficó, precisa más tractores de los que tiene.

“Un sueño mío es que acá haya una Escuela Agrotécnica para que el chico mientras estudia pueda ir produciendo”, dijo. Mostró preocupación en caso de que en algún momento pueda haber un retroceso de la presencia del Estado, como ocurrió con el golpe de Estado y la experiencia de gobiernos neoliberales. «Entonces no hay plata para nadie. Y ahí nos vamos a ir a pique si no sembramos (…) el Estado no se descuida de nosotros, está. Pero también tenemos que producir y ver el futuro de nosotros. Y ahí me tengo que sentar con Nación y la Provincia y decirles ‘necesito herramientas’”, para impulsar ese desarrollo, sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *